6/08/2020

,

Los vestidos 'made in Spain' con los que soñarás este verano

Vestidos de marcas españolas 'made in Spain' para el verano

Despertarse a las 8am un día cualquiera de julio, los rayos del sol se cuelan por la ventana de madera, traspasan las finas cortinas blancas de lino y llegan hasta el borde de la cama donde unos pies descalzos comienzan a tener calor. Los planes de hoy pasan por ir a comprar el pan a esa pequeña panadería al lado del mar donde hacen unas riquísimas ensaimadas, desayunar en la terraza de casa, dar un paseo corto y comer con la familia, seguramente una paella de marisco o arroz a banda (el favorito)

La mañana de verano comienza calurosa, en el armario cuelgan una decena de vestidos ligeros o vaporosos para hacer frente a la temperatura. Destacan los tejidos de algodón y lino, los tirantes finos o con lazos, las mangas abullonadas y los volantes en escotes y faldas. Algunos, por su estilo romántico y recatado parecen salidos de una novela de Jane Austen mientras que otros, notablemente más cortos y modernos, se asemejan a la moda de los 60 y sus icónicas minifaldas. 

Los estampados florales, a cuadros y a rayas se entremezclan con las prendas lisas. Hay algunos que recuerdan a los femeninos diseños de Zimmerman, sus encajes, sus colores, sus espaldas abiertas con lazos o volantes... Y, sin embargo, no hay ninguna marca extranjera tras esas puertas. El LBD no es de Yves Saint Laurent ni el vestido estilo campiña en color verde de Ganni. Los volantes no pertenecen a un modelo de Ulla Johnson, ni el algodón blanco y crochet a uno de Isabel Marant. Faithfull The Brand no podría reclamar los fruncidos ni el crepé y las túnicas no son obra de Cloe Cassandro

Entender y ser conscientes de las maravillas que se producen en España parece, sorprendentemente, algo arduo, complejo y laborioso. Sin embargo, el producto nacional nada tiene que envidiar a aquel que se diseña y se crea en Milán, París o Nueva York. El talento que este país desprende no debería ser opacado ni desvalorizado. 

Apreciar el trabajo artesanal y lo hecho a mano, el uso de tejidos y materiales locales y la calidad antes que la cantidad, debería ser lo habitual. Este tipo de empresas, muchas familiares que van pasando de generación en generación, son la esencia y el origen de una industria que hoy en día parece dominada y controlada por gigantes del fast fashion. Qué triste sería que la pequeña producción, con su unicidad, cercanía y laboriosidad desapareciera. 

Apoyarles, más que una opción, es un deber. Y no uno arduo o fastidioso, sino gratificante. El trato personal, las prendas de calidad que, si las cuidas bien, duran toda una vida, la naturalidad de los tejidos utilizados (lino, seda o algodón) y la originalidad y diferenciación de los diseños, son solo algunas de las cosas que resultan placenteras y satisfactorias. 

Ahora, más que nunca, optar por este tipo de moda es fundamental. Démosles el valor y la importancia que se merecen, apreciemos su labor y defendamos y amparemos el talento y la magia que se crea dentro de nuestras fronteras. 

En esta selección se encuentran 37 vestidos (que no 27) de marcas made in Spain



from InStyle - Últimas noticias https://www.instyle.es/moda/compras/vestidos-marcas-espanolas-mas-bonitos-y-moda-verano_48489
Comparte ;):